PLAN DE COMIDAS DE AMBICIOSA

Sé lo importante que es tu tiempo, y la pereza que puede dar cocinar. A no ser que te guste, al contrario que a mí jajaja. 

Esto puede limitar tu plan saludable. Siempre es más rápido coger el camino fácil y comer comida precocinada o llamar a tu restaurante favorito.

Por eso, nuestro plan nutricional se basa en simplificar el trabajo, hacerlo sencillo…

FACILITARNOS LA VIDA.

Planificamos para utilizar el menor tiempo posible en cocinar, y aún así ¡disfrutar de la comida!

Comer sano, no tiene que significar comer soso ni aburrido. Hay que divertirse.

Por otro lado, a la hora de cocinar, es muy importante conocer la correcta combinación y cocción de los alimentos con el objetivo de que el efecto que tengan en nuestro organismo sea positivo, favoreciendo un buen funcionamiento del mismo y por ende de nuestro cuerpo: estar menos cansada, tener más energía, mostrar una actitud más positiva, lucir una piel más brillante…

La combinación de alimentos entre carbohidratos, proteínas, vegetales, grasas saludables… no afecta igual a todo el mundo. Cada alimento afecta de diferente manera a cada persona, a mí por ejemplo las legumbres me sientan mal, quizás a ti no, y son saludables.

Y el modo en que se combinan también puede generar que un alimento que normalmente te sienta bien, en según qué plato, tenga un efecto contrario.

Por otro lado, con la cocción sucede lo mismo. 

Por eso, tenemos que escuchar a nuestro cuerpo.

Es necesario que aprendas a alimentarte según lo que te pide el cuerpo, como le sientan las cosas y el apetito que tienes, y no comer hasta que estés llena. Por ejemplo, cuando estés cómoda, prueba  a parar de comer, y poco a poco irás regulando las cantidades de comida.

Cuando conseguimos el equilibro adecuado entre la combinación, la cocción y las cantidades, llegamos al punto óptimo de un cuerpo mucho más saludable.

Este punto es cuando estamos fuertes y «delgadas»: un porcentaje de grasa saludable y un volumen de masa muscular apropiado y funcional. Vamos, creo que es lo que casi todas deseamos alcanzar.

Otra cos aa tener en cuenta es que, muchas personas se enfocan demasiado en contar las calorías, y esto no siempre es positivo.

Primero de todo, que depende de qué tipo de caloría sea afecta de una manera u otra al cuerpo. 

Hacer esto, puede crear confusión, estrés y obsesión, y como siempre digo, los extremos nunca son buenos.

Sí es cierto, que un modo de uso positivo puede ser cuando, vamos a comer algo dudoso… quizáspensar si una cantidad u otra puede marcar una diferencia.

Por ejemplo, saber las calorías del chocolate estábien para decir, si todos los días me como 4 honzas, al final de un mes voy a consumir X Kcals. Pero, si en vez de 4 me tomo 2 honzas y además, lo hago días alternos, habré reducido esas Kcals a X. Y eso, que a priori en el día a día parece tan insignificante, puede marcar una gran diferencia, al final del mes.

¿Y si hablásemos de un año? Imagina…

Por cierto, por si tienes dudas…

** LA ACTUALIZACIÓN DE LA NUTRICIÓN ES SEMANAL Y LA LISTA DE LA COMPRA SE CAMBIA TODOS LOS VIERNES POR LA NOCHE PARA COMENZAR LA SIGUIENTE SEMANA **

SUSTITUCIONES

Si hay alguna receta que no te gusta o te han sobrado alimentos de la semana anterior…

¡cámbialos mujer! Jajajaja.

¡No pasa nada! Sustituye lo que necesites, si es por alimentos similares del mismo tipo, mejor, por ejemplo: pollo por pavo, lechuga por canónigos, etc.

Y si por ejemplo, no te gusta la receta de la cena, cámbiala con los tips que tienes en el método nutricional. [Ir al Método Nutricional de Ambiciosa]

Si de la lista semanal hay algo que comprar y no te gusta… NO lo compres, sustituye y ¡ahorra! Para que sufras comiendo algo que te resulta desagradable o que acabe en la basura, mejor no lo compres y ahórrate el mal trago y la pérdida de dinero jajaja.

Sí es importante que no te cierres, por ejemplo, algo muy habitual… «A mí es que no me gustan las verduras, me dan asco», bueno, en este caso, sí deberías hacer un esfuerzo y buscar la manera en que te gusten, puesto que son muy importantes y necesarias para una buena salud.

Estoy convencida de que con todas las recetas que vas a tener, tan variadas, sabrosas y divertidas, encontrarás la forma de comerlas y disfrutarlas.

PORCIONES

Es sencillo, todas las comidas, desayunos, almuerzo, merienda y cena están planteadas para una persona.

Multiplica la receta por el nº de personas a comer.

Las cantidades exactas no las ponemos, por lo mismo que te explico anteriormente, no creo que realmente sea necesario, además de que, quizás hoy, tu consumo de energía haya sido mayor porque has tenido un día más duro de lo normal laboral o familiarmente, por ejemplo, al margen de la programación de entrenamiento, o al contrario, has tenido un día mucho más tranquilo de lo habitual, y realmente no necesitas recuperar tanta energía.

Así que, manteniendo unas porciones adecuadas para acabar saciada y cómoda sin excederte irás bien, y si te quedas con hambre siempre puedes aumentar las guarniciones de verduras.

Logout